Bien esta vez hablaremos de la ya tan famosa triple “W” que en realidad y sin miedo a expresarlo la mayoría de las personas la ocupamos a diario, sus siglas en ingles corresponden a World Wide Web (www) la red más grande del mundo y que esta no podría ser sin la existencia de un software o aplicación llamada navegador que es la que nos permite visualizar las páginas web que deseamos o de nuestro agrado.

La web ha evolucionado de una manera tan impresionante que no tiene nada que ver o sus funciones han evolucionado de manera extraordinaria que ahora con ella podemos tener ver o ser parte de un comercio electrónico en donde podemos comprar, vender comunicarnos, jugar, conocer lugares, gente hasta utilizar nuestras tarjetas de crédito o débito de una forma segura, obvio todo esto bajo la responsabilidad de cada persona.

Todas estas transferencias o este intercambio de información en la www, son logrado a HTTP que por sus siglas en ingles es Hyper Text Transfer Protocol que en español es Protocolo de transferencia de hipertexto la cual consta con una versión segura la cual es HTTPS que por sus siglas en ingles es Hyper Text Transfer Protocol Secure en español Protocolo seguro de transferencia de hipertexto este esta destinado para la transferencia segura de hipertextos como ya lo mencionamos es la versión segura de HTTP.

Historia (www)

Hablemos un poco sobre su historia sus principios, bases etc. Esta nace a principios de los años 90`s y su país de procedencia es Suiza, por el inglés Tim Berners-Lee y el belga Robert Cailliau publicado en 1992, esta consta en hipertextos lo que quiere decir que las páginas que se alojan en ella cuentan con hipervínculos, los que unen una página a otra o a una parte de la misma. Como aclaración la www no es lo mismo que internet, esta es solo una parte de, internet como tal es la red en donde se aloja toda la información

Con este tipo de documentación solo pretendemos crear y fomentar la educación en esta área, la cual en lo personal se me hace muy interesante, ya que son cosas que manejamos a diario y no está por demás saber el origen de las mismas, sin la necesidad de profundizarte si no es de nuestro completo agrado o interés.

Por: Francisco Dueñas S.

www